APLAZAMIENTOS TRIBUTARIOS

Ayer miércoles 15 de abril de 2020 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley que amplía del 20 de abril al 20 de mayo el plazo de presentación de la declaración trimestral del IVA y el pago fraccionado de Sociedades e IRPF para autónomos y pymes con una facturación de hasta 600.000,00 euros.

Si la forma de pago elegida es la domiciliación bancaria, el plazo de presentación de las autoliquidaciones se extenderá también hasta el 15 de mayo de 2020 y con independencia del momento de la presentación, todos los cargos se realizarán el 20 de mayo incluyendo también las declaraciones presentadas antes del 15 de abril.

Dicha moratoria es complementaria  a la medida que se aprobó en el Real Decreto de 12 de marzo de medidas urgentes para afrontar el Covid 19 y que permitía a pequeñas empresas y los autónomos aplazar el pago de deudas tributarias de hasta 30.000 euros. Los aplazamientos tributarios previa solicitud expresa, se concederán por un plazo de 6 meses y durante los 3 primeros meses no devengarán intereses.

Los aplazamientos se refieren a deudas tributarias que estén en periodo voluntario de pago desde que se publicó el real decreto, el 13 de marzo hasta el 30 de mayo para evitar posibles tensiones de tesorería y facilitar a empresarios y asesores fiscales la debida cumplimentación de las obligaciones tributarias correspondientes a este primer trimestre.

Xavier Mayoral i Jové